ARTRALGIA todo lo que debes saber

By

ARTRALGIA todo lo que debes saber. Causas, Síntomas, Diagnóstico y Tratamiento. El dolor y las molestias en las articulaciones, son el motivo frecuente de la visita a un médico.

Muchas personas que padecen alguna molestia en las articulaciones, se ven afectadas en su condición y calidad de vida diaria, o les compromete la práctica de algún ejercicio físico.

El profesional de la salud, es el encargado de investigar la ubicación, el tipo, la intensidad y los distintos factores que alivian o agravan el dolor articular.

¿Qué es la artralgia?

Es una afección de los huesos que se relaciona con un dolor articular. La artralgia es considerada por especialistas, como parte de una sintomatología de otras enfermedades, como por ejemplo la artritis.

De acuerdo a los dolores, se puede presentar en una única articulación, por lo que recibe el nombre de mono-artralgia.

Por otra parte, si se presenta este dolor en varias articulaciones, se le denomina poli-artralgia.

ARTRALGIA todo lo que debes saber

¿Por qué se produce la artralgia?

Los dolores en líneas generales, se producen por el esfuerzo de los músculos y las articulaciones. Es una enfermedad que se manifiesta con un dolor intenso, que puede estar asociada a otros padecimientos.

La artralgia se puede producir por diferentes causas, entre las que se encuentran:

  • Osteoartritis. Enfermedad degenerativa de las articulaciones.
  • Enfermedades infecciosas. Como el sarampión, la fiebre reumática, paperas, influenza o hepatitis.
  • Trastornos del sistema inmunológico. Lupus, gota.
  • Lesiones o daños en los tejidos orgánicos, provocados por un golpe fuerte, torceduras, esguinces u otra causa.
  • Problemas en las articulaciones debido al sobrepeso.
  • Cambios bruscos de temperatura. Estos pueden causar dolores en los huesos, que pueden empeorar a medida que el tiempo pasa.
  • Lesión de un tendón, unión del músculo con el hueso.
  • Enfermedades virales. Como las verrugas, VIH, gripe, resfriado común, covid-19.
  • Problemas no articulares. Enfermedades o problemas nerviosos y musculares pueden causar osteomielitis, vasculotopía o radiculotopía.

ARTRALGIA todo lo que debes saber

Diagnóstico de la artralgia

Al acudir al médico, el profesional lo primero que realizará es un examen físico, para poder conocer la gravedad que presenta la enfermedad. Así como también, intentar dar con la causa.

Este padecimiento puede ser causado por un mal subyacente, por ello, el profesional necesita conocer el estado general del paciente para determinar él ¿por qué se presenta el dolor en las articulaciones?

En este sentido, remitirá al paciente a elaborarse pruebas sanguíneas en un laboratorio, para detectar cómo se encuentra su organismo

Entre las pruebas que indica que se deben realizar, se encuentran el valor de los hematocritos, hemoglobina y hematíes. Además, los niveles en el ácido úrico y los glóbulos rojos.

Una vez obtenidos los resultados, procederá a analizar las causas e indicar el tratamiento adecuado, para evitar que esta enfermedad siga avanzando.

Síntomas de la artralgia

Los síntomas que presenta una persona con esta enfermedad, se pueden identificar rápidamente. Lo primero que la identifica es el dolor, que puede ser moderado o muy intenso.

Además, existen otros signos que demuestran la presencia de la artralgia:

  • Piel enrojecida.
  • Problemas para movilizarse.
  • Inflamación de articulaciones.
  • Fiebres y escalofríos.
  • Articulaciones rígidas.
  • Molestias cuando el clima es frío y húmedo.
  • Dolor de garganta y cansancio.
  • Lesiones en los tendones.

Tratamiento de la artralgia

En muchas ocasiones, las personas sienten molestias en algunas articulaciones y no acuden a un especialista. Esto trae como consecuencia, que la enfermedad avance.

Lo ideal al presentar estas molestias, es acudir al médico cuanto antes, para que haga los estudios necesarios y compruebe que en realidad se trata de dicha afección, decida si amerita tratamiento e indicar el más adecuado.

El tratamiento de la artralgia dependerá del factor o la causa que se encuentre subyacente en la persona y haya originado esta enfermedad.

Sin embargo, el tratamiento inmediato suele ser un medicamento antinflamatorio, como el ibuprofeno y el naproxeno.

Si el dolor persiste y es muy agudo, la mejor solución puede ser un tratamiento con un fisioterapeuta.

 

Este evaluará las lesiones que presenta el paciente y aplicará algunas técnicas, entre ellas, las más usadas son las que se presentan a continuación.

Técnicas más usadas en fisioterapia para la rehabilitación de la artralgia

Estimulación eléctrica. Se destina a evitar la atrofia muscular. Al usar esta técnica se produce una contracción muscular lo que evita la atrofia del músculo. Es muy empleada en el tratamiento de la artritis reumatoide, esguinces o algún dolor localizado.

Crioterapia. Esta técnica se basa en un tratamiento con frío, se aplican compresas frías en la zona afectada. Esta temperatura puede reducir notablemente el dolor, pero se debe tener en cuenta, que su uso no debe prolongarse por mucho tiempo, porque podría causar daños en los tejidos.

Masajes. Estos movimientos son efectivos para reducir la hinchazón y aliviar el dolor. No se indican en inflamaciones articulares graves, ni en el tratamiento de infecciones.

Tracción. Esta fisioterapia se realiza en aquellas personas que presentan un dolor cervical crónico.

También se indica en rupturas de vértebras o lesiones producidas en el cuello.

La que presenta mayor efectividad es aquella en la que el paciente permanece sentado. En esta técnica se combinan varios ejercicios y estiramientos.

Antibióticos. Se prescriben en los casos leves, para disminuir los dolores y la inflamación.

Terapia quirúrgica. Se lleva a cabo, en casos extremos. Ayuda a mejorar la movilidad cuando los tendones se ponen muy rígidos.

Dietas. Como el sobrepeso influye en muchos casos en los dolores de las articulaciones, es recomendable bajar de peso.

Auto-tratamiento de la artralgia

En aquellos casos en que la artralgia no se encuentre avanzada y el especialista te indique que puedes realizar terapia en casa, se recomienda:

Hacer ejercicios periódicamente. Estos deben ser progresivos, aumentarlos con el transcurso de los días, al realizarlos se notará una mejoría del paciente, disminuirá el dolor y aumentará su flexibilidad y movilidad.

Sin causar daño a la zona afectada y demás articulaciones.

Utilizar compresas de hielo. Por otra parte, se pueden utilizar compresas de gel frío en la zona afectada y analgésicos, esta combinación de tratamientos puede ser también muy útil.

Te hemos presentado en este post, las causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento de la artralgia, para que puedas comprender mejor esta enfermedad que causa incomodidad y dolor a muchas personas.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Hot News

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies