Laparotomía o apertura de la cavidad abdominal

Laparotomía o apertura de la cavidad abdominal

By

Laparotomía o apertura de la cavidad abdominal. La laparotomía es una técnica que se ha desarrollado con mucho éxito, la razón de su receptividad por parte de especialistas y pacientes, se debe a las ventajas que ofrece.

Es poco invasiva y favorece el estudio exacto de los órganos que se encuentran en el área del abdomen. Además, es una técnica muy especializada, si se requiere intervenir puntualmente un órgano, como es el caso de una cirugía intestinal.

La apertura de la cavidad abdominal, se realiza en varias incisiones y cortes precisos, hasta llegar a los órganos. Este método, permite al cirujano realizar un procedimiento similar al tradicional, pero con incisiones más pequeñas y concretas en cada capa de piel.

Esto le permite una intervención mucho más coordinada, menos agresiva y en tal sentido se produce un daño menor en la pared abdominal.

Por otra parte, causa menos infección y dolor post-operatorio, además, logra un mejor resultado estético.

¿Qué es la laparotomía?

Es una operación que se realiza en el abdomen, para ello, se separa cada capa de piel y el tejido conjuntivo compuesto por dos hojas, el peritoneo parietal y el visceral.

Estas membranas cubren parcialmente o totalmente las vísceras abdominales, y les brindan además sostén. Con este procedimiento se aparta cada una de ellas, evitando complicaciones de sangrado y perforación de algún órgano.

En algunos casos se puede efectuar una intervención quirúrgica, como es el caso de una obstrucción intestinal.

Laparotomía o apertura de la cavidad abdominal

Cómo se realiza una laparotomía

Laparotomía o apertura de la cavidad abdominal: La apertura de la cavidad abdominal, se utiliza en el diagnóstico o intervención quirúrgica. Se realiza mientras el paciente se encuentra sedado o con anestesia general.

Esto indica, que durante el procedimiento el paciente se encuentra inconsciente y no va a sufrir dolor.

Para realizar este método, el cirujano realizará el siguiente procedimiento.

  • Realizará un primer corte de piel, para ello utiliza un primer bisturí.
  • Efectuará un corte de línea media, o línea alba, con el segundo bisturí.
  • Se continúa con la disección y se utilizan pinzas para separar.
  • Se debe tener un control vascular, es decir se procede a detener el sangrado de los vasos capilares.
  • Con el segundo bisturí, se hace un ojal.
  • Con una tijera se hace disección en la línea alba.
  • La membrana que se nota a continuación se conoce como peritoneo, se presenta en una capa delgada.
  • También se corta la capa del peritoneo.
  • Control de la hemostasia.
  • Se colocan separadores para explorar.
  • Comienza el análisis de los órganos.
  • Luego se cierra cada capa de las incisiones y cortes.

Durante la laparotomía, se puede obtener una muestra de tejido, del órgano afectado, para proceder a realizar una biopsia.

Factores de riesgo

Esta intervención es bastante segura, por ello, es poco probable que se produzcan algunas complicaciones.

Pero aun así, se debe tener en cuenta, que todo procedimiento tiene sus riesgos y para evitarlos, entre otras cosas, se debe hacer un estudio pre-operatorio para tener la seguridad de que se puede efectuar.

Entre las posibles complicaciones que se puedan generar por este método se encuentran las siguientes:

  • Sangrado
  • Daño a los órganos.
  • Infección.
  • Formación de una hernia.
  • Reacción a la anestesia.

Un riesgo que vale la pena mencionar como factor de riesgo, es la formación de estructuras fibrosas. Conocidas con el nombre de síndrome adherencial o bridas.

En algunas ocasiones es inevitable que un paciente presente esta enfermedad, tras una intervención por laparotomía.

El porcentaje de complicaciones post-operatorio por brida es muy bajo, la mayoría de los casos se resuelve sin una intervención quirúrgica.

Órganos que se pueden explorar con laparotomía

Laparotomía o apertura de la cavidad abdominal: La apertura de la cavidad abdominal permite examinar o hacer ciertos procedimientos quirúrgicos a aquellos órganos que se encuentran en el área del abdomen, estos son: Apéndice, vejiga, hígado, estómago, páncreas, útero, bazo, intestinos, ovarios, riñones y uréteres.

Laparotomía o apertura de la cavidad abdominal

¿Qué enfermedades se pueden diagnosticar con la laparotomía?

Cuando no se ha obtenido un diagnóstico preciso, de las posibles causas que aquejan a un paciente, la laparotomía le ofrece al profesional un método eficaz, para obtener una evaluación exacta.

Gracias a su precisión y practicidad, se puede comprobar el grado de alteración de algunos órganos y diagnosticar su enfermedad, entre las que se encuentran:

  • Endometriosis.
  • Pancreatitis aguda o crónica.
  • Apendicitis aguda.
  • Abscesos, retroperitoneal, abdominal y pélvico.
  • Salpingitis
  • Cáncer de hígado, ovario, colon y páncreas.
  • Diverticulitis
  • Linfoma de Hodgkin.
  • Perforación intestinal.
  • Daño en algún órgano debido a un fuerte traumatismo.
  • Infección en el abdomen.
  • Embarazo ectópico.

Preparación para la laparotomía

El médico tratante, antes de realizar el examen, procederá a revisar minuciosamente la historia clínica del paciente.

Luego le informará, lo que debe hacer. Entre las medidas o indicaciones necesarias, se encuentran las siguientes:

  • Medicamentos que no podrá tomar.
  • Pruebas diagnósticas.
  • Comer a base de mucha fibra e ingerir abundantes líquidos.
  • Tomar laxantes, para vaciar los intestinos antes de la intervención y así, evitar infecciones durante el procedimiento.

Tiempo de recuperación de una laparotomía

La intervención es bastante sencilla, y su recuperación también. Para realizar el examen, se coloca anestesia general al paciente.

Una vez concluida la intervención, se recluirá al paciente durante algunos días, para observar cómo evoluciona y descartar posibles complicaciones: infecciones, coágulos de sangre, problemas intestinales o respiratorios.

Si el paciente se complica por la formación de coágulos, deberá ponerse en control. Estos podrían desprenderse y causar problemas de salud bastante riesgosos, como un infarto, ACV o ictus.

¿Qué hacer después de una laparotomía?

Tras la intervención, hay una serie de cuidados que se deben tener en cuenta para la recuperación de un paciente. Cuidados que se deben tener en cuenta en el hospital y en la casa.

En el hospital

  • Muy probablemente el médico, indicará el uso de medias de compresión para evitar que el paciente presente coágulos en la sangre, por su inactividad. Así, se podrá mejorar la circulación en las piernas
  • Es posible que le coloquen una sonda de Foley, la mayoría son de látex. Estas se pasan por el conducto de la uretra hasta llegar hasta la vejiga.

Para permitir la salida de la orina y así evitar que el paciente haga esfuerzos excesivos para levantarse al baño.

  • Por otra parte, de ser necesario, se colocará un espirómetro, para ayudar al paciente a poder tener una mejor respiración.

En el hogar

Durante los días que deba mantenerse en cama, el paciente requiere una atención especial, para su pronta recuperación y debe seguir las indicaciones del profesional:

  • Ante cualquier eventualidad, síntoma o reacción del paciente, o de la herida, debe consultar al médico tratante.
  • Deberá acudir a consulta en un plazo de 7 a 10 días, el especialista lo examinará y si todo va bien, procederá a quitar las grapas o suturas de la incisión. Para evitar alguna infección.
  • Se debe evitar realizar esfuerzos de cualquier tipo, levantar pesos, movimientos bruscos.
  • Se recomienda el uso de la ducha para bañarse.
  • Reposo, mantener la calma y el sosiego.
  • Camine poco a poco y aumente el tiempo de caminata progresivamente.
  • Ingerir alimentos ricos en verduras, carnes blancas y frutas.
  • Debe evitar el estreñimiento, por lo que se sugiere, el consumo de fibra y mucha agua.

Laparotomía o apertura de la cavidad abdominal

Avances tecnológicos en la laparotomía

Existe una técnica menos invasiva, para realizar la inspección de los distintos órganos que componen el abdomen.

Este método se conoce como laparoscopia, y permite observar el área con una cámara con iluminación.

No precisa de una gran incisión, y posee muchas ventajas:

  • Un menor tiempo de recuperación.
  • Limita las complicaciones infecciosas.
  • Disminuye el dolor post-operatorio.
  • No produce cicatrices visibles.
  • Menor riesgo de sangrado.

Te hemos presentado esta valiosa información sobre Laparotomía o apertura de la cavidad abdominal, para que despejes las dudas acerca de este importante procedimiento.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Hot News

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies