aprende a meditar

Evita el Estres aprendiendo a meditar

By

La meditación es el método más simple y efectivo de relajación y control del estrés al alcance de todos. Descubre los beneficios de meditar en pocos minutos y cómo practicarlo en todas partes, o cuándo más lo necesitamos.

¿Cómo se medita sino lo hecho nunca?

Meditar es un dolor de cabeza, no sirve de nada sentarse en silencio y escuchar tu respiración. Por supuesto que no te hace ningún bien, si esperas sentarte un minuto al día, ganar el euromillon, conseguir un trabajo mejor o que tus hijos saquen buenas notas en la escuela.

El alcance de la meditación es una buena pregunta. No te lleves nada, ninguna iluminación, ninguna sabiduría perpetua, ninguna luz interior, nada trae consigo la conciencia divina que se abre a una fuente de luz cegadora.

Y este es el lado difícil. Solo respira y date cuenta de que estamos respirando, que estamos haciendo lo único que nos mantiene en el mundo.

Cuando estamos cansados, tensos y afligidos por las preocupaciones, vale la pena tomarse unos minutos para recuperar el equilibrio. La meditación es una técnica de relajación, en primer lugar. Que también es posible, con el estudio y el ejercicio, practicarlo como una forma de trascendencia, acceder a un conocimiento profundo de la vida, es solo una oportunidad más que no debe asustar a quienes buscan un beneficio inmediato antiestrés.

El punto es que, a diferencia de otras técnicas de relajación, no hay una manera correcta o incorrecta de meditar, solo existe tu manera. ¿Te gusta pintar o tocar un instrumento? ¿Te vuelve loco hacer cálculos matemáticos o eres un fanático de la limpieza doméstica? Lo que realmente te gusta hacer puede ser una técnica de meditación. La concentración profunda en la que están inmersos los que disfrutan de su actividad es, de hecho, similar a la meditación.

Es un estado en el que la mente está libre de interferencias y en el que no estamos enfocados en nuestras necesidades contingentes sino en una acción que al darnos placer nos pone en relación profunda con nosotros mismos. Más difícil es concentrarse sin estar absorto en alguna actividad, en una palabra, pensar. Pocos son capaces de pensar “y justo”, profundamente, largo. La meditación nos permite hacer el suficiente silencio dentro de nosotros mismos para hacernos capaces de seguir un pensamiento hasta el final.

Técnicas básicas para usar durante la Meditación

Respira profundamente y enfoca tu atención en la respiración, escucha la inspiración y exhalación, profunda y lentamente. Cuando estes distraído, vuelva a centrar tu atención en la respiración.

Acepta tu cuerpo y enfoca tu atención en las partes de tu cuerpo una a una, desde las que te envían las sensaciones más perceptibles hasta las que parecen “silenciosas”. Combina escuchar con respirar e imagina exhalar tensión e inhalar paz desde cada parte de tu cuerpo.

Repetición de un mantra. Elija un sonido, una palabra o una frase y recitala durante varios minutos. O usar el mantra Om, considerado por el hinduismo como el sonido primordial que dio origen a la Creación.

Respirar, escuchar e imitar, concentra tu atención en cada movimiento mínimo del cuerpo y en la respiración. Es muy útil, incluso para adelgazar.

Puedes obtener un beneficio sorprendente de la simple actividad de leer, en silencio o en voz alta, si recuerdas detenerte de vez en cuando y luego reflexionar sobre ello en silencio. Si quieres te puedo recomendar algún libro de meditación que sea interesante aunque seas inexperto.

Ahora es tu turno. Buena relajación y recuerda, la meditación es una concentración profunda y para llegar allí solo tienes que escuchar a tu cuerpo y dejar ir el pensamiento. ¡Es fácil, como respirar!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like

Hot News

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies