Saltar al contenido

Cómo saber cuál es el mejor aceite corporal para tu piel

La piel es el órgano más extenso que tiene el ser humano, ya que cubre todo el cuerpo en un 100 % convirtiéndolo en el más importante y el más expuesto en relación al resto que no son visibles a simple vista.

Por otro lado, la piel es la mejor evidencia de cómo se encuentra nuestro organismo, prueba de ello, es que muchas enfermedades se dan a conocer de acuerdo a la tonalidad de la piel.

Partiendo de este punto, podemos mencionar cuán importante es la apariencia de la piel y el por qué debemos cuidarla.

Te explicaremos algunos tips que puedes realizar desde casa para tener una piel sana tanto por dentro como por fuera.

Cuidar tu piel por dentro para que luzca muy bien por fuera va partir, principalmente de tu rutina alimentaria y de la ingesta líquida diaria que hagas.

Las frutas, vegetales y el agua serán los amigos número uno en esta meta, pero la hidratación externa también lo será, por ello te recomendamos el uso de aceites corporales para completar esta rutina de belleza.

El aceite de almendras, aguacate, coco y argán, junto a una crema humectante es lo más recomendable para suavizar la piel externamente.

Pero debes tener muy en cuenta también las necesidades que presenta tu piel, ya que muchas veces puede estar seca o muy grasosa, con manchas, al rascarte se escama o se irrita con facilidad, con varios lunares o verrugas, en fin, varios aspectos que debes prestar atención para priorizar sobre ellos y así saber que aceite corporal puede servirte para esa particularidad.

Los aceites corporales pueden usarse para masajes, anti estrías, hidratante como ya lo mencionamos, también pueden se protectores o pieles maduras.

Para masajes

El tipo de aceite que se emplea para esta práctica no es grasoso, es de fácil absorción más aún si la piel a tratar es grasosa.

Ellos son aceite de macadamia, avellana, de uva o cárcamo.

Anti estrías y pieles maduras

Deben ser ricos en antioxidantes, tales como: aceite de rosa mosqueta, arandanos y cáñamo.

Hidratante y protectores

También debe cumplir la característica de ser de rápida absorción y que no se adhiera a la ropa. Aceite de karité, mango o cacao.

Para el cabello

Aceite de oliva, aguacate, sésamo, kokum son los más populares para brindar brillo y suavidad al cabello luego de ser expuesto a procesos químicos o luego de ir a la playa.